África
Personal educativo
Protección social

[CONVOCATORIA] FINANCIACIÓN DE LA MUTUA DE LOS DOCENTES DE BURKINA FASO

Thierry Weishaupt
9 agosto 2014

En Luxemburgo, tres organizaciones de docentes, miembros de la Red Educación y Solidaridad, decidieron recientemente apoyar a los docentes de Burkina Faso en la creación de su mutualidad mediante la aportación de una parte de la financiación. Con el fin de encontrar otras organizaciones dispuestas a apoyar a su vez el proyecto, hacen un llamamiento que reproducimos a continuación. 

En Luxemburgo, tres organizaciones de docentes, miembros de la Red Educación y Solidaridad, decidieron recientemente apoyar a los docentes de Burkina Faso en la creación de su mutualidad mediante la aportación de una parte de la financiación. Con el fin de encontrar otras organizaciones dispuestas a apoyar a su vez el proyecto, hacen un llamamiento que reproducimos a continuación. 

Llamamiento a otras organizaciones de profesionales de la educación para que participen en el desarrollo de la mutua sanitaria de los docentes de Burkina Faso

La Fédération Générale des Instituteurs Luxembourgeois (FGIL) conjuntamente con el Syndicat Education et Sciences de l’OGBL (SEW/OGBL) y la Ligue de l’Enseignement luxembourgeoise se hicieron recientemente miembros de la Red Educación y Solidaridad porque se identifican plenamente en la contraseña de esta Red: “Una red para universalizar la solidaridad”.

Decidimos participar financieramente en el proyecto de creación de la mutua sanitaria de los profesionales de la educación de Burkina Faso. El proyecto, iniciado por la Red Educación y Solidaridad, y 8 sindicatos de la educación del país, entre ellos SNEAB, miembro de la Red desde un principio, tiene como objetivo dar cobertura sanitaria a todos los profesionales de la educación básica y ser una mutua piloto para el establecimiento de un seguro universal de salud por parte del Gobierno del país.

Al garantizar la financiación de parte del proyecto y pedir a nuestros miembros contribuir al desarrollo de esta mutua, queremos mostrar nuestro rechazo a una política de competición generalizada que niega la creatividad y la eficacia de las empresas solidarias. Lamentablemente, las políticas neoliberales que se propagan en todas partes a través de las recomendaciones de la OCDE, el FMI o el Banco Mundial solamente destacan la búsqueda de competitividad y productividad sin tener en cuenta el bien común ni las necesidades reales de la población.

Al apoyar el desarrollo de esta mutua, los/as docentes de Luxemburgo que participan en este proyecto demuestran que existen alternativas al individualismo exacerbado y que actuar en común puede dar resultados concretos. Estas consideraciones no se aplican solamente a “nuestros socios en el Sur”, sino también a nuestras propias sociedades occidentales que tratan de desolidarizar a las personas mediante procesos de puesta en competición, evaluación y estigmatización capaces de exacerbar los conflictos y animadversiones en lugar de propiciar proyectos comunes.

Este proyecto nos parece particularmente interesante porque se trata de compañeros y compañeras docentes, quienes por su misión y el contacto constante con la juventud pueden sensibilizar a los niños y a sus familias en relación con el desarrollo de sistemas solidarios como las mutualidades.

Actualmente, los sindicatos de los profesionales de la educación de Burkina Faso se han unido alrededor de este proyecto. Juntos, trabajan con el Ministerio de Educación de su país para desarrollar la mutua y articularla con el desarrollo de un seguro de salud universal.

Dado que este es un proyecto de envergadura, tanto en términos políticos como prácticos, pero también desde el punto de vista de la financiación, las asociaciones de un país pequeño como Luxemburgo, cuyo número de miembros es necesariamente más reducido que el de los países más grandes, no disponen de los medios necesarios para sostener solas este proyecto. Es por eso que nos hemos dado a la tarea de buscar otras organizaciones para apoyarlo.

La FGIL estaría particularmente contenta de encontrar socios participantes en este proyecto entre las organizaciones de docentes, a través de la Red Educación y Solidaridad. Nuestra cooperativa debe su creación a valerosos maestros y maestras de principios del siglo pasado que hicieron todo lo posible por liberar al docente de su condición de subordinado emancipándolo/a del control de la iglesia, así como de algunas limitaciones materiales.

Naturalmente, nos parece interesante establecer relación con los maestros/as, profesores/as y educadores/as de Burkina Faso a fin de desarrollar puntos de vista comunes sobre la universalización de la solidaridad, pero también nos encantaría trabajar con otras organizaciones sindicales o cooperativas de docentes en la creación de este proyecto con el fin de ampliar, gracias a este intercambio, nuestra reflexión sobre una educación con miras a enseñar la solidaridad.

Monique Adam

Presidenta de la FGIL

Archivos
Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Las últimas noticias