América del Norte
Personal educativo
Red Educación y Solidaridad

¡Sobre todo no es en tu cabeza donde reside el problema! La Central de Sindicatos de Quebec arremete contra el trabajo que nos hace enfermar

Louise Magnard
8 octubre 2020

Supresión de puestos de trabajo, incremento de la carga de trabajo, normas de rendimiento, optimización, subcontratación, precarización… La CSQ ha lanzado  una campaña destinada a sensibilizar, a sus miembros y a la población, sobre esas prácticas de gestión nocivas que entrañan trastornos de salud física y psicológica.

Con el tema “No es en tu cabeza donde reside el problema”, la campaña se plasma en pelucas contundentes y originales para encarnar los factores de riesgos psicosociales del trabajo, tan reales, que pueden hacer enfermar.

Supresión de puestos de trabajo, incremento de la carga de trabajo, normas de rendimiento, optimización, subcontratación, precarización…La CSQ (Central de Sindicatos de Quebec) ha lanzado en el 2018 una campaña destinada a sensibilizar, a sus miembros y a la población, sobre esas prácticas de gestión nocivas que entrañan trastornos de salud física y psicológica.

Con el tema “No es en tu cabeza donde reside el problema”, la campaña se plasma en pelucas contundentes y originales para encarnar los factores de riesgos psicosociales del trabajo, tan reales, que pueden hacer enfermar.

Además de desglosar las prácticas de gestión que terminan por hacer dudar, a las trabajadoras y a los trabajadores, de sus competencias, la campaña les incita a actuar informando a sus sindicatos sobre las situaciones que viven y a inscribirse en una dinámica de acción colectiva.

Artículo de Pierre Lefebvre publicado en la revista CSQ en noviembre de 2018 (en francés).

FACTORES DE RIESGO AGRAVANTES

Salvo algunas variantes, la literatura científica es más o menos unánime en cuanto a lo que puede constituir esos factores de riesgo. En Quebec, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSPQ) recaba los siete factores siguientes:

  1. Una carga de trabajo elevada y restricciones de tiempo;
  2. Un escaso reconocimiento de los esfuerzos y de los resultados;
  3. La falta de autonomía y de influencia en el trabajo;
  4. La inseguridad en el empleo;
  5. El escaso apoyo de los colegas y de los superiores;
  6. La violencia y el acoso psicológico;
  7. La escasa justicia institucional.

Consejeros de la CSQ en materia de salud y seguridad en el trabajo, Luc Bouchard y Matthew Gapmann explican que con el tiempo esos factores de riesgo pueden provocar en el individuo graves problemas de salud, tales como dolores de cabeza, dificultades de concentración, pérdidas de memoria, irritabilidad, fatiga, trastornos digestivos, agotamiento, enfermedades cardiovasculares o también depresión. Pueden incluso fortalecer y agravarse unos sobre otros, aumentando sus efectos en la salud de la persona afectada.

 “Por ejemplo, la inseguridad en el empleo y la precariedad pueden nutrir un clima de violencia y de acoso psicológico situando a las personas en situación de competición por los empleos disponibles, minando aún más el apoyo social necesario por parte de los colegas. Del mismo modo, una carga de trabajo elevada, cuando los esfuerzos invertidos para hacer un trabajo de calidad no son reconocidos en su justa medida, puede crear un sentimiento de injusticia en el seno de la organización”, según Luc Bouchard.

EL VERDADERO CULPABLE SEÑALADO CON EL DEDO

La campaña señala con el dedo al verdadero culpable: un entorno de trabajo nocivo que puede ser cambiado mediante la acción colectiva.

 “El fenómeno del trabajo que hace enfermar afecta a un número cada vez mayor de trabajadoras y de trabajadores. Con demasiada frecuencia, esas personas creen erróneamente que ellas mismas son el origen de su enfermedad. Otras terminan por poner en duda sus competencias, porque son incapaces de adaptarse o de adecuarse a las exigencias absurdas del trabajo”, añade Sonia Ethier, presidenta de la CSQ.

 “Y, cuando de ello resulta una baja laboral, no es raro que se diagnostique un trastorno de adaptación, como si debiéramos saber adaptarnos al acoso, a la violencia o a la sobrecarga de trabajo, a su ritmo y a su intensidad absurdas. Es una completa aberración”, añade.

LÍMITES DE LAS SOLUCIONES LEGALES O INDIVIDUALES

Frente a las dificultades vividas, hay quienes han recurrido a soluciones individuales, como la reducción voluntaria del tiempo de trabajo o permisos sin remuneración o con remuneración aplazada.

Aunque estas soluciones pueden permitir a las personas respirar más tranquilas, no arremeten contra el origen del problema, esto es, la organización del trabajo. Son como un vendaje para una llaga. Pueden incluso contribuir al aumento de los riesgos, por ejemplo multiplicando los empleos precarios de suplencia o agravando el peso de las tareas sobre las personas que permanecen.

Determinadas convenciones colectivas, especialmente en el sector de la salud y de los servicios sociales, contienen disposiciones que permiten interponer una denuncia por carga excesiva de tareas.

 “Ahora bien, la prueba a invocar es importante y la tarea “normal” ahí no viene definida. Será el juez quien resolverá. Otras convenciones colectivas en vigor en nuestros sectores apenas conllevan o no conllevan guías relativas a los factores de riesgos psicosociales, a excepción del derecho a un medio de trabajo exento de acoso psicológico. Ante la ausencia de disposiciones específicas, pocas serían las probabilidades de que se acepte la denuncia e, incluso de existir probabilidades, los plazos son muy largos”, añade Matthew Gapmann.

ACCIÓN COLECTIVA PARA CAMBIAR LAS COSAS

¿No es la propia esencia del sindicalismo desarrollar un enfoque basado en la defensa colectiva de intereses? Aunque la negociación colectiva es la herramienta primordial del movimiento sindical, la desmesura de las estructuras en los sectores público y paraestatal hace difícil la búsqueda de soluciones para resolver de forma adecuada problemas derivados, por ejemplo, de un modo de gestión quisquilloso y burocrático practicado por un superior u otro. Las particularidades de cada medio de trabajo nos llevan así por fuerza a la dimensión local del centro.

 “No existe una solución única, que resuelva el conjunto de las dificultades vividas. Por supuesto, el sindicato tiene un papel importante que desempeñar en el plano global para llevar al empleador a adoptar prácticas organizacionales favorables a la salud, que pongan a la persona en primer plano por delante de los objetivos de rendimiento y de productividad, y que den preferencia a una gestión humana de sus recursos más que a una simple gestión de los recursos humanos”, explica Sonia Ethier, quien precisa que la acción colectiva permite apoyar a los miembros que se ven expuestos a riesgos psicosociales, de forma que puedan obrar juntos, a nivel local, para eliminarlos o minimizar sus consecuencias. Por otra parte, la investigación ha puesto bien de relieve la importancia de la acción colectiva para combatir este fenómeno.

 “Ahí, nuestra campaña encarna el tipo de acción sindical deseado por nuestro congreso, en 2015, y se inscribe en el marco de acción que adoptamos en nuestro congreso en junio de 2018, el cual nos permite obrar colectivamente para luchar contra la organización nociva del trabajo. Juntos, tenemos el poder de obrar; es esto lo que también recuerda nuestra campaña, lo cual es tan cierto: la historia sindical rebosa de ejemplos, concluye la líder sindical.

Sobrecarga de trabajo / Falta de autonomía / Escaso reconocimiento / Riesgos psicosociales del trabajo / GUÍA DEL SINDICATO POR UNA ACCIÓN COLECTIVA / Central de Sindicatos de Quebec / Injusticia en el trabajo / Escaso apoyo / Acoso psicológico / Inseguridad en el empleo

HERRAMIENTAS ÚTILES

La CSQ ha editado folletos sobre los siete factores de riesgo, describiendo para cada uno de ellos las señales o las manifestaciones del riesgo en cuestión y las características de un medio de trabajo sano y exento de riesgos. También se invita a los miembros que pudieran ser víctimas de problemas de ese tipo a que informen de ello a su sindicato para que éste sepa lo que sucede y pueda actuar como apoyo.

Es de observar igualmente que una guía dirigida a los sindicatos propone una dinámica sencilla de seis etapas que pone en acción a la persona que se siente afectada, así como a las demás personas en el medio de trabajo que pudieran sufrir el mismo problema.

Se invita al sindicato a reunir a esas personas para que puedan, juntas, identificar el contexto y los problemas vividos, sacar a la luz los efectos nocivos sobre la salud, precisar los efectos en el trabajo, proponer acciones para corregir la situación y, finalmente, llevar a cabo las acciones necesarias para poner en aplicación soluciones.

EL EMPLEADOR Y SUS OBLIGACIONES

En un medio de trabajo sindicado, la organización del trabajo es el último baluarte del derecho de gestión del empleador, lo que explica sus reticencias a discutir sobre ello. Sin embargo, tiene obligaciones en materia de salud y de seguridad en el trabajo que atañen a la organización de éste.

En efecto, según la Ley sobre la salud y la seguridad del trabajo[1], el empleador tiene una obligación general de tomar las medidas necesarias para proteger la salud, siempre en su sentido amplio, y garantizar la seguridad y la integridad física de sus trabajadoras y trabajadores. Principalmente tiene que utilizar los métodos y técnicas destinados a identificar, a controlar y a eliminar los riesgos que pueden influir en la salud y la seguridad de trabajadoras y trabajadores. Debe también cerciorarse de que la organización del trabajo así como los métodos y técnicas utilizados para llevarlo a cabo son seguros y no vulneran la salud de trabajadoras y trabajadores.

PARA MÁS INFORMACIÓN

  • Sitio web de la CSQ, salud y seguridad del trabajo:  lacsq.org/sst.
  • Sitio web del Instituto nacional de salud pública de Quebec:  inspq.qc.ca/publications/2372.
  • Sitio web de la Cátedra en gestión de la salud organizacional y de la seguridad del trabajo, Université Laval:  cgsst.com.

Artículo de Pierre Lefebvre publicado en la revista CSQ en noviembre de 2018 (en francés).

[VIDEO::https://www.youtube.com/watch?v=mhg4tPxWNQI::normal]

[VIDEO::https://www.youtube.com/watch?v=NpvS8oSVXDU::normal]

[VIDEO::https://www.youtube.com/watch?v=Pfa-oQ7xQ1Q::normal]

[VIDEO::https://www.youtube.com/watch?v=EQleGLu1B_Q::normal]

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Las últimas noticias